PROTECCIÓN SOLAR

PROTECCIÓN SOLAR

PROTECCIÓN SOLAR
Una protección solar está constituida de productos químicos que aplicados en la piel impiden la penetración de los rayos UVR, ya sea absorbiéndolos o reflectandolos, pero en los dos casos protegen del sol. Hay dos tipos de protección orgánica e inorgánica (también llamada física). Las protecciones orgánicas han monopolizado el mercado durante años. El término “orgánico ” significa simplemente que la crema contiene átomos de carbono e hidrógeno, pero eso no significa que esta protección orgánica provenga de productos naturales, ya que no es el caso.
Una protección solar orgánica está constituida de moléculas relativamente complejas que son absorbidas en un cierto estado por la piel. La protección solar más popular es la PABA (para amino ácido benzoico), esta es muy famosa porque descubrieron que muchas personas son alérgicas a PABA. Esta es la razón porque hoy en día la mayoría de productos son sin PABA. Pero también hay muchas personas que tienen problemas con ciertos elementos de las protecciones orgánicas, por ejemplo el Benzophenone (Oxybenzone) es una producto orgánico que es frecuentemente utilizado y que regularmente está asociado a las reacciones alérgicas. La protección física está constituida de partículas solidas . Las partículas microscópicas de oxido de zinc y de dióxido de titanio son comúnmente utilizadas. Mucha gente asocia el oxido de zinc con la pasta blanca que utilizaban los socorristas. Esta era la mejor protección solar que había en el mercado pero esta no era reconocida cosmeticamente, es por eso que era solamente utilizada por los socorristas y los enfermos de cáncer de piel.
Afortunadamente, las cosas cambian y actualmente es posible producir protecciones solares físicas que son transparentes a base de oxido de zinc (también llamado Z-Cote), las moléculas son tan pequeñas que son invisibles al ojo humano. Las protecciones solares que se producen actualmente son realizadas con estos micro-finos polvos. El Z-Cote es uno de los principales ingredientes de los productos para el cuidado de bebés, cremas hidratantes y cremas solares, ya que este producto no produce ninguna alergia, dando al mismo tiempo una gran suavidad al producto.
La mayor parte de protecciones orgánicas bloquean solamente los rayos UVB. El dióxido de titanio bloquea ciertos rayos UVA y el oxido de zinc los rayos  UVR más que cualquier otro ingrediente. En el momento de la compra de una crema solar escoger una que como mínimo tenga una protección de SPF 15 y preferiblemente que contenga oxido de zinc. Asegurarse que está explicito con “amplio espectro”.
Lo más conveniente es aplicar la crema 30 minutos antes de exponerse al sol, es el tiempo que la piel necesita para absorber los ingredientes y así dar un máximo de efecto protector a la piel.
Un SPF 2 protege de los rayos UVR un 50% . SPF 10 protege de 85%. SPF 15 de 95% y SPF 30 de 97%. Esta es la razón porqué la mayoría de profesionales de la salud creen que cuando la crema es correctamente aplicada una protección de SPF 15 es suficiente.
Cuando los laboratorios efectúan pruebas de SPF, utilizan unos 30 gramos de crema para una aplicación completa del cuerpo de un adulto . Esto significa que un tubo de 120 gramos sirve solamente para 4 aplicaciones. Pasando 4 horas en la playa y aplicando la crema todas las dos horas , un tubo se consumiría en 2 días ( o 4 aplicaciones) . Nadie utiliza tanta crema, lo que significa que los utilizadores no están suficientemente protegidos como lo creen. Algunas personas tratan de evitar esta situación utilizando una crema con un más alto SPF pero utilizando menos cantidad. Es muy fácil pensar que utilizando una pequeña cantidad de SPF 30 equivale a utilizar una gran cantidad de SPF 15. Desafortunadamente no funciona así y no hay ningún medio de predecir la SPF de una protección mal aplicada, en ese caso lo mejor es,  utilizar la SPF 15 y aplicarla correctamente !

RESULTADO DE LA PRUEBA ISLANDTRIBE

RESULTADO DE LA PRUEBA ISLANDTRIBE

TIPOS DE PIEL

TIPOS DE PIEL

TIPOS DE PIEL
El sistema para controlar los diferentes tipos de piel es un método usado frecuentemente para conocer el riesgo de quemaduras de una persona. Hay seis tipos de pieles, el tipo 1 y 2 son los más frágiles a las quemaduras y los del tipos 3 y 4 son los más resistentes porque tienen su propia protección solar.
Es conocido de todos que las pieles blancas, ojos claros y los que tienen pecas son mucho más sensibles al sol que los que tienen la piel oscura y los ojos negros. El resto de la populación se
encuentra entre los dos extremos. También es importante saber que si no se queman, esto no significa que se han escapado a los posibles deterioros de la piel.

Tipo 1 – Se quema siempre y nunca broncea. Piel blanca con o sin pecas, pelo rubio o
pelirrojo y ojos claros. Utilizar protección 30-40+
Tipo 2 – Se quema a menudo y broncea difícilmente. Piel clara, pelo rubio y ojos
claros. Utilizar protección 30-40+
Tipo 3 – Se quema poco y broncea siempre. Piel ligeramente coloreada, pelo castaño
claro o oscuro y ojos oscuros. Utilizar protección 15-35+ cara 40
Tipo 4 – Jamás se quema y broncea muchísimo. Piel coloreada, pelo oscuro y ojos muy
oscuros. Utilizar protección 15-35+ cara 40
Niños – Hasta 15 años controlar el tipo de piel. Utilizar protección 30-40+

QUEMADURAS SOLARES

QUEMADURAS SOLARES

EL FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR

EL FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR

CONSEJOS

CONSEJOS